Caramelera con rollo de papel higiénico

Publicado el 7 febrero 2015
Archivado en Marcia | Salir del comentario

SI os gusta reciclar cosas en casa, si tenéis que preparar varios regalitos y no se os ocurre que hacer, o si te has dado cuenta que una de las mayores cosas que arrojas a la basura son los rollitos de cartón cuando se ha acabado el papel higiénico, tengo para ofrecerte una gran idea.

Ya no os hará falta que penséis en que debéis ir menos seguido al cuarto de baño y presumo que, con este consejo, dejareis de regañar a todos en la casa diciéndoles que deben utilizar menos papel higiénico cada vez que hacen sus necesidades. ¿Por qué? Porque si bien no deja de ser un buen consejo para ayudar al medio ambiente y a la economía del hogar, ahora tendréis una gran idea de cómo utilizar los cartoncitos, antes desechables.

carameleraToma el cilindro de cartón, una vez que se ha acabado el papel higiénico por completo, y aplástalo con los dedos por la mitad. En los bordes, que formaban un círculo, quedará formada ahora una forma cilíndrica. Achata cada una de las mitades del cilindro, formadas en el borde. Habrás tenido que achatar en total cuatro bordes, dos de cada lado del rollo de papel. Una vez unidos los bordes ya está lista la base y estructura de tu caramelera o golosinera. Ahora decórala según la ocasión. Puedes pegarles telas, cintas o pintarla. Una vez que la hayas llenado con lo que regalaras en su interior es conveniente que le pongas alguna cinta que asegure que las solapas de los bordes no vayan a abrirse. Puedes atarlo con cualquier tipo de cinta.

El interior no sólo puedes llenarlo con caramelos o golosinas, también puedes poner pequeños juguetes para niños, flores secas perfumadas, jabones o lo que se le ocurra a vuestra imaginación.

Una gran idea para hacer el souvenir del cumpleaños de vuestros hijos, para regalar en navidad o para cuando preciséis hacerle una atención a alguien.

 

Share

Comentarios

No hay mas respuestas