Limpiar nuestros objetos de adorno

Publicado el 29 agosto 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Naipes

Si dispone de cartas plastificadas puede limpiarlas con una bayeta ligeramente humedecida en agua caliente y detergente. Séquelas a continuación y déjalas sobre un paño en horizontal, separandolas unas de otras. También puede utilizar un paño o un algodón humedecido ligeramente en alcohol. Séquelos de la misma forma que el anterior Si no son plastificadas, utilice miga de pan. Si la impregna en éter mejorará el resultado.
Es recomendable que espolvoree de vez en cuando las cartas de la baraja con polvos de talco; evitará que se pongan pegajosas.

naipes

 

Concha
En primer lugar es importante que sepa que la venta del caparazón de tortuga está prohibida como medida de protección de las especies protegidas. Si tiene algún objeto elaborado con este material debe cuidarlo con delicadeza porque es un material muy frágil. Cuando observe que se está resecando (color blancuzco y sin brillo), aplíquele aceite de almendas o glicerina con un trapo. Repase posteriormente con una gamuza. Es recomendable que no espere a que aparezcan estos síntomas para actuar
Cuando desee limpiarlo, utilice una mezcla de agua y amoniaco y un poco de bicarbonato. Aplíquela con un trapo con delicadeza y no se olvide de repasar el objeto con el aceite.

Tip
Si lamentablemente se le ha roto una pieza elaborada con concha, no se preocupe; su solución es muy fácil: aplíqueles calor a las piezas a unir y póngalas en contacto; estarán unidas cuando se enfríen.

Coral
Los objetos de coral se lavan como en su medio natural; con agua salada. Déjelos en remojo durante un rato y séquelos al aire libre.

Cristal
Los objetos de cristal son bastante delicados. Limpielos con un paño suave impregnado con alcohol de 96°.

Tips
-Para manipular este tipo de objetos, asegúrese de tener debajo algo que, en caso de caída, amortigüe el golpe.
-Si ha utilizado un jarrón fino como florero y se le ha quedado el fondo ennegrecido, échele un puñado de arroz y añada vinagre blanco caliente. Agite enérgicamente la mezcla. Déjela en remojo durante un buen rato. Si el fondo no hubiera quedado bien, vuelva a repetir la operación. Aclare con agua abundante y con un paño. Esta operación también se puede hacer con agua con detergente y arena (échelo una gran cantidad).
-Al utilizar agua del grifo le pueden quedar tos de de cal en el vidrio. Para evitarlo, añada zumo de limón o vinagre en el último aclarado.

 

 

Share

Comentarios

No hay mas respuestas