La vajilla II

Publicado el 27 agosto 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

En algunas ocasiones los platos pueden presentar por distintos motivos grietas, que con el paso del tiempo y el efecto de la suciedad se hacen cada vez más visibles. Introdúzcalos en un recipiente con agua caliente y lejía o déjelos en remojo en leche muy caliente durante un buen rato. Las marcas habrán desaparecido.
Las manchas de su vajilla debidas a la fruta, la nicotina del tabaco, infusiones… se pueden eliminar con zumo de limón caliente o con vinagre blanco. Frótelas con un algodón.
En algunas ocasiones, un elemento de la vajilla sufre una rotura o bien un desconchón. No tiene por qué tirarlo a la basura, por lo menos no antes de haber intentado alguna reparación casera. Puede utilizar un pegamento rápido (pregunte en la ferretería más cercana a su casa por uno que sea a base de cianoacrilato). Limpie con alcohol las dos superficies a unir y aplique el pegamento, realizando una presión fuerte. En pocos segundos las dos piezas estarán unidas. Tenga cuidado con esta solución sobre objetos que deban soportar peso; es probable que deba de unirlos de nuevo. Los pegamentos epoxidricos son más resistentes y duraderos, y también más complejos en su aplicación ya que hay que mezclar los dos componentes de los que consta.

vajilla2

Tip
Si se decide a utilizar el pegamento epoxídrico realice la mezcla sobre un trozo de papel aluminio; de esta forma podrá luego tirar restos y no manchará ningún otro recipiente (este pegamento, una vez endurecido, es imposible de eliminar).  

Share

Comentarios

No hay mas respuestas