La vajilla I

Publicado el 26 agosto 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

En general, hay que distinguir dos tipos de vajilla: la del uso diario y la vajilla reservada para días especiales.
Para la primera bastará con lavarla con agua caliente y detergente, si contiene limón mejor para eliminar los restos de grasa. También suele admitir muy bien la utilización del lavavajillas. Esta máquina tiene tres tipos de recipientes: uno para el detergente especial para lavavajillas; otro para la sal y otro para el abrillantador La combinación de estos tres productos le asegura un acabado adecuado a su vajilla.

La vajilla reservada para otras ocasiones suele ser más delicada. El material puede ser de porcelana o de loza y éstos no admiten bien el lavado a máquina; es más, si están decorados los bordes con ribetes o con motivos, entonces está especialmente contraindicado. Lave este tipo de vajillas a mano con un detergente suave.

vajilla

Tip

-Lave este tipo de vajillas dentro de un barreño de plástico; de esta forma evitará posibles golpes contra las paredes del fregadero que podría romperlos.
-Si su detergente habitual no es capaz de eliminar los restos de grasa de sus platos, pruebe a frotarlos con un algodón impregnado en amoniaco.  

Para guardar los platos de su vajilla, tenga la precaución de interponer entre ellos papel absorbente de cocina. Los platos de papel pueden hacer la misma función: evitar que se golpeen entre ellos.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas