El inododro

Publicado el 12 agosto 2013
Archivado en Ader | Salir del comentario

Si todos los sanitarios de su cuarto de baño se deben limpiar a diario, el inodoro es inexcusable. Normalmente, el agua con el detergente desinfectante que utiliza es suficiente.
Si su producto desinfectante preferido es el amoniaco, utilícelo mezclado con agua y en lugares ventilados. Ahora bien, si utiliza limpiadores comerciales específicos, tiene que tener la precaución de no mezclarlos, ya que pueden producir gases tóxicos.

limpieza inodoro
Otro desinfectante aconsejable, aunque menos poderoso, es el vinagre. Vierta una botella sobre el inodoro y déjelo actuar un buen rato; aclare a continuación. 

Existen en el mercado una serie de pastillas que se introducen en una base de plástico, que coloran y desinfectan el agua del depósito o del inodoro propiamente dicho cada vez que vacía la cisterna. Adquiera aquellos que se colocan en el borde de la taza, ya que los que se colocan en la cisterna pueden atacar la membrana inferior del regulador del agua.
Si se atasca el inodoro, puede verter el contenido de una bolsa de sosa cáustica en la taza. Déjela actuar durante un buen rato. Llene un cubo de agua y viértalo de golpe, teniendo cuidado de no salpicar (la sosa le puede quemar). Para desatascar el desagüe de cualquier sanitario, vierta ácido clorhídrico o amoníaco. La lejía de sosa también desatasca las cañerías. Tenga mucha precaución cuando utilice todos estos productos, ya que son muy tóxicos; por tanto, es aconsejable que los utilice en lugares bien ventilados y use guantes de goma. Una vez vertido el producto, deje actuar durante al menos treinta minutos. Salga y cierre bien las puertas. Aleje a los niños del lugar donde los está utilizando. Posteriormente, aclare con agua fría abundante.

pastillas

Share

Comentarios

No hay mas respuestas