Arreglar el frigorífico

Publicado el 23 mayo 2013
Archivado en Javier | Salir del comentario

Arreglar el frigorífico

Las neveras se han convertido en una parte indispensable de nuestras vidas. Estos aparatos domésticos son muy fiables y trabajan incesantemente sin mucha necesidad de mantenimiento. Sin embargo, pueden producirse ocasiones en las que tu nevera tenga algún problema. Podemos intentar arreglar estos problemas nosotros mismos sin tener que llegar a contratar los servicios de un profesional. Para poder hacer esto, es necesario comprender el funcionamiento básico de una nevera.

Un frigorífico consta de dos componentes funcionales: bobina de evaporación bobina de refrigeración. El compresor hace que circule el líquido que actúa como refrigerante a través de estas bobinas. El freón se enfría en el condensador y fluye al evaporador, donde entra en contacto con el aire dentro de la unidad. Se refrigera el aire y hace bajar la temperatura. El serpentín de refrigeración está situado fuera de la unidad, mientras que la bobina de evaporación es el interior. El compresor es accionado por un motor de gran alcance.

La mayoría de los problemas de los frigoríficos son bastante fáciles de arreglar. Uno de los más habituales es la reparación de un refrigerador con fugas. Las causas principales de estas fugas son la fuga por condensación por la puerta y que este dañada la bandeja de drenaje o colocada incorrectamente

La condensación por la puerta, es debida a una junta dañada o una puerta que funciona mal. Se puede arreglar mediante la simple sustitución de la junta o una nueva bandeja que está situada en la parte inferior de la nevera. Retira la parrilla y desliza la bandeja de drenaje de la unidad. Con unos sencillos consejos puedes arreglar tú mismo este tipo de electrodomésticos grandes.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas