Flores de servilleta

Publicado el 27 febrero 2013
Archivado en Marcia | Salir del comentario

Nunca se os ha ocurrido que increíble puede resultarle a vuestro acompañante ser sorprendido con un regalo hecho en el mismo momento en el que mantienen una conversación, toman una cerveza o comen algo juntos. Si en el sitio donde estáis encuentras un servilletero de las servilletas de papel blancas y rectangulares muy típicas de todo bar no lo dudes ni un segunda más. Pon ahí mismo en marcha tu creatividad y sorprende a tu cita con una hermosa flor hecha de papel, con tus propias manos y todo el ingenio que conlleva realizar un regalo artístico tan precioso y original.

Toma varias servilletas, estíralas por completo, ubicando una sobre otra. Trata de que sean varias, por lo menos más de siete y siempre elige una cantidad impar.

Una vez que estén ensimismadas empieza a doblarlas todas juntas en zigzag, una vez para arriba y una vez para abajo hasta llegar a su fin. Luego de este paso os quedará formado un abanico.

Con una tirita de plástico, cinta, o bien una o dos servilletas más enrolladas haz un nudo por el centro del abanico formando el palito de tu futura flor.

Abre el abanico hacia arriba de modo que quede nuevamente el montón de servilletas ensimismadas, pero ahora con los pliegues formados. Empieza a desenrollar cada hoja de servilleta, o bien cada pétalo de tu flor, de a una por vez a cada costado del tallo formado anteriormente. Arruga las servilletas un poquito y al final os quedará formada una preciosa rosa (aunque del color de la servilleta, que generalmente es blanco).

Si esto lo realizáis en vuestra casa y tenéis a mano tiza de color podéis rallar un poco de ella y tirar sobre los bordes para darle color.

Espero que hayáis logrado sorprender y agasajar a tu compañero o compañera, pero un buen consejo, trata de que el camarero no te vea desperdiciando tanto papel o querrá adicionarlo a tu cuenta al final de la velada.

Share

Comentarios

No hay mas respuestas